Section Menu

Promoviendo Carreteras Amigables para la Fauna en Sonora y México

La ecología de carreteras es un tema que cada vez gana más interés en la sociedad. Fotografías e historias de pasos de fauna están apareciendo con más frecuencia en redes sociales y en la prensa alrededor del mundo, y los legisladores han presentado iniciativas de ley a favor de este tipo de estructuras. Este impulso fue notorio durante el Segundo Taller de Ecología de Carreteras, celebrado el 6 de septiembre en Hermosillo, Sonora, México, continuando con el éxito del primer taller en 2017, el cual tuvo más de 140 participantes. Estos talleres buscan fomentar un cambio en las comunidades de profesionales de carreteras para asegurar la conectividad de los ecosistemas sonorenses —con énfasis en la región de las Islas del Cielo, la cual es cruzada por la Carretera Federal Número 2.

Los asistentes al taller más reciente son ingenieros de carreteras, arquitectos, organizaciones de la sociedad civil, representantes del gobierno, consultores ambientales, estudiantes de Ecología, Biología e Ingeniería, así como miembros de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y de la Secretaría de Comunicaciones y Transporte, quienes viajaron desde la Ciudad de México para estar presentes en este taller único en su clase. Los presentes demostraron entusiasmo por aprender, participar y aclarar dudas sobre los pasos de fauna así como los problemas que afectan a la población de humanos y de animales.

Aunque algunos conservacionistas perciben a los ingenieros como rivales de la fauna —fragmentando hábitats y afectando la conectividad de poblaciones animales al construir carreteras modernas— pudimos notar que muchos ingenieros de carreteras están muy interesados en este tema. Durante las presentaciones, los ingenieros hicieron preguntas y compartieron sus experiencias en los distintos proyectos donde han estado involucrados, tratando de absorber todo el conocimiento posible para aplicarlo en su trabajo.

Mientras tanto, biólogos y ecólogos aprendieron técnicas de mitigación y monitoreo necesarias para integrar Manifestaciones de Impacto Ambiental adecuadas, permitiéndoles promover una mejor conectividad para las poblaciones de fauna.

El principal expositor, el Dr. Anthony Clevenger, experto en ecología de carreteras, dio una introducción sobre el tema y presentó información detallada sobre pasos de fauna al compartir su experiencia en Canadá, Europa y Latinoamérica.

Mirna Manteca, bióloga conservacionista, compartió los resultados del monitoreo de fauna atropellada en la Carretera Federal Número 2 en conjunto con el grupo de conservación Sky Island Alliance.

Juan Carlos Bravo, director de la región oeste y de los programas de Wildlands Network de México, habló sobre la región de las Islas del Cielo en México y de su importancia como corredor biológico para una basta gama de especies animales como lo son el jaguar (Panthera onca), el oso negro (Ursus americanus) y el lobo mexicano (Canis lupus baileyi). Juan Carlos también habló sobre la implementación de cruces de fauna silvestre y como su localización incide en su diseño, su implementación y mantenimiento para cada proyecto. Por esta razón, no hay ningún manual establecido para los proyectos. Ya que el tema de los cruces de fauna silvestre es algo nuevo en México, actualmente no hay ejemplos de éxito o fracaso que puedan servir como guías para proyectos locales. Juan Carlos enfatizó la importancia de construir cruces para la vida silvestre en áreas de alta biodiversidad antes de que la población de las especies vulnerables sea afectada.

Esta sesión concluyó con los resultados del proyecto de monitoreo de cámaras-trampa en los drenajes de la carretera número 2, que se llevó a cabo por Wildlands Network junto con EcoGrande A. C. y Sky Island Alliance. Este esfuerzo arroja información sobre especies que cruzan la carretera a través de los drenajes y puentes que existen. Las estructuras, originalmente diseñadas para la circulación del agua, están cumpliendo un propósito doble al ayudar a la fauna silvestre a cruzar de manera segura para poder conseguir comida, agua y parejas.

El taller fue coordinado por Wildlands Network, junto con la Asociación Mexicana de Ingeniería de Vías Terrestres y la Secretaría de Comunicación y Transporte. Todo esto fue posible gracias al apoyo del programa “Wildlife Without Borders” del Servicio de Pesca y Vida Salvaje de los Estados Unidos.

El éxito de estos talleres en una ciudad de baja densidad en México nos da la posibilidad de organizar talleres más grandes en lugares como la Ciudad de México y Guadalajara, donde se puede llegar a muchas más personas.

Sin duda, el trabajo en equipo entre ingenieros y conservacionistas es parte clave. Juntos podemos construir carreteras que sean más seguras para la fauna silvestre y para las comunidades, evitando y mitigando los efectos en ecosistemas y asegurando la conectividad de la cual nos beneficiamos todos.

Read this article in English.

Posted in News

Tell us what you think! Note: All comments are moderated before appearing here.