Section Menu

Ahora es el momento de pensar en la reintroducción de jaguares en EE. UU.

Read in English here

Llevado a la extinción en EE. UU. hace 50 años, la reintroducción es clave para la recuperación del “Gran gato de América”.

NUEVA YORK (11 de mayo de 2021) – Un grupo de científicos dice que el momento de hablar sobre la reintroducción de jaguares (Panthera onca) en los EE. UU. es ahora.

En un estudio publicad en el diario Conservation Science and Practice, los autores proporcionan un marco prospectivo para este esfuerzo y describen lo que sería reparar un daño hecho al “Gran gato de América” en el suroeste de EE. UU. desde hace más de 50 años. Los grandes felinos vivieron durante cientos de años en las montañas centrales de Arizona y Nuevo México pero fueron llevados a la extinción local a mediados del siglo XX, en parte debido a la matanza de los cazadores del gobierno.

El diverso grupo de autores del estudio incluye a científicos de Wildlife Conservation Society, Center for Landscape Conservation, Defenders of Wildlife, Wildlands Network, Pace University, Universidad Autónoma de Querétaro, Life Net Nature y Center for Biological Diversity.

Imagen de un jaguar captada por una cámara-trampa en el sur de Arizona. Foto: USFWS UA

En marzo, otro estudio sugirió que un área en el centro de Arizona y Nuevo México que abarca 8.2 millones de hectáreas puede proporcionar un hábitat potencialmente adecuado para entre 90 y 150 jaguares. Esta área, aproximadamente del tamaño de Carolina del Sur, no se consideró en el Plan de Recuperación del Jaguar elaborado por el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EE. UU. en 2018. El plan solo consideró el hábitat al sur de la Carretera Interestatal 10 (un límite artificial si se consideran los registros históricos de jaguares al norte de dicha vía) y por lo tanto concluyó que había hábitat disponible solo para seis jaguares en los EE. UU.

Sin embargo, la destrucción del hábitat, la infraestructura de transporte, las constricciones naturales en el paisaje y el muro fronterizo significan que en los próximos cien años es poco probable el restablecimiento natural de jaguares hembras provenientes de las poblaciones originarias en México a esta región de recuperación.

Los autores del estudio publicado hoy concluyen que la reintroducción de jaguares debe examinarse como una alternativa viable. Los autores creen que restablecer jaguares puede ser un beneficio neto para las personas, incluyendo la cultura, las economías locales y la naturaleza, y representaría el regreso de una parte original de la fauna estadounidense. El estudio se centra en cinco dimensiones del proyecto de reintroducción: fundamento de la conservación, historia, contexto ecológico, contexto humano y consideraciones prácticas.

“Si se hace de forma colaborativa, la reintroducción podría mejorar la economía de esta región y la ecología de esta increíble área de distribución del jaguar,” dijo Eric Sanderson, ecologista de conservación sénior de WCS y autor principal del estudio.

El estudio señala algunos aspectos claves del esfuerzo de reintroducción para ser discutidos con funcionarios relevantes y público en general del centro de Arizona y Nuevo México, subrayando que:

  • La región es un hábitat único en toda la distribución del jaguar, lo que representa una parte especial y valiosa de la diversidad ecológica de este félido.
  • El Área de Recuperación de Arizona Central y Nuevo México (CANRA,por su acrónimo en inglés) es vasta, está cubierta de vegetación apropiada y está bien poblada de potenciales presas. Dada su altitud y latitud, en el futuro puede proporcionar un importante refugio climático para la especie, sin embargo se requiere más investigación.
  • La mayor parte de la tierra se administra para el bien público, principalmente (68%) por el Servicio Forestal, la Oficina de Administración de Tierras y el Servicio de Parques Nacionales de los EE. UU., con varias áreas silvestres de gran tamaño designadas. Solo 381,000 personas viven en esta región, principalmente en pueblos y ciudades. Las actividades económicas más importantes son los gastos gubernamentales, servicios de alojamiento y alimentación, recreación al aire libre, atención médica, asistencia social y el comercio al por menor.
  • Las montañas del centro de Arizona y Nuevo México son parte de las tierras de reserva ancestrales para varias naciones nativas americanas. En la actualidad dos naciones, tribu Apache de la Montaña Blanca y tribu Apache de San Carlos, administran casi el 12% de la superficie terrestre del área CANRA, incluida la vida silvestre y los sistemas ecológicos.
  • La reintroducción reemplazaría a un miembro histórico del conjunto de especies de la región. Agentes del gobierno y ciudadanos privados cazaron y envenenaron al jaguar durante la mayor parte del siglo XX. Como resultado de la persecución en este y otros lugares, los jaguares se incluyeron en la Ley de Especies en Peligro de Extinción de EE. UU. Hoy se cuenta con las herramientas para facilitar la coexistencia, evitar y mitigar conflictos. Los esfuerzos de reintroducción como el Proyecto Iberá en Argentina, han demostrado el potencial. La reintroducción podría contribuir a la recuperación y eventual eliminación del jaguar de la Lista de Especies en Peligro de Extinción, en especial si el reciente plan de recuperación se revisara para considerar esta área y la posibilidad de reintroducción.


“Esto representa un punto de inflexión para este icónico gato salvaje al identificar un camino a seguir para el restablecimiento del jaguar a su distribución histórica en los Estados Unidos”, dijo la doctora Sharon Wilcox, representante de Texas para Defensores de Vida Silvestre. “Debería servir como punto de partida para renovar la conversación entre las partes interesadas”.

“La vida silvestre nativa del suroeste evolucionó con los jaguares”, dijo Michael Robinson del Centro para la Diversidad Biológica. “Tienen un lugar legendario y vital en nuestros cañones y bosques, por lo que deberíamos planificar un programa de reintroducción inteligente y human”.

El director del Programa México y Tierras Fronterizas de Wildlands Network, Juan Carlos Bravo, agregó: “Restablecer jaguares a las partes más septentrionales de su área de distribución histórica es un tema de importancia tanto para Estados Unidos como para México. Nuestro documento proporciona un paso inicial para que ambos países tracen juntos un boceto de cómo se vería ese gran esfuerzo de resilvestración”.

###

Contacto
Juan Carlos Bravo, Wildlands Network
+52 62-187 3810; juancarlos@wildlandsnetwork.org

Wildlife Conservation Society:
WCS (por su acrónimo en inglés) salva la vida y los lugares silvestres en todo el mundo a través de la ciencia, la acción de conservación, la educación e inspirando a las personas a valorar la naturaleza. Para lograr nuestra misión, WCS con sede en el Zoológico del Bronx, aprovecha el poder de su Programa de Conservación Global en casi 60 países, en todos los océanos del mundo y en sus cinco parques de vida silvestre en la ciudad de Nueva York, visitados por 4 millones de personas anualmente. WCS combina su experiencia en el campo, zoológicos y acuarios para lograr su misión de conservación. Visite: newsroom.wcs.org Siga: @WCSNewsroom. Para más información: 347-840-1242.

Defenders of Wildlife: Se dedica a la protección de todos los animales y plantas nativos en sus comunidades naturales. Con casi 2.2 millones de miembros y activistas, Defensores de Vida Silvestre es un defensor líder de soluciones innovadoras para salvaguardar nuestro patrimonio de vida silvestre para las generaciones venideras. Para más información visite Defenders.org/newsroom y síganos en Twitter @Defenders.

Center for Biological Diversity: Es una organización conservacionista nacional, sin fines de lucro y con más de 1.7 millones de miembros y activistas en línea dedicados a la protección de especies en peligro de extinción y de lugares silvestres.

Wildlands Network: Desde 1991, la organización se ha comprometido a reconectar, restablecer y resilvestrar América del Norte para que la vida —en toda su diversidad— pueda prosperar. Nuestro trabajo se basa en la ciencia, es impulsado por el trabajo de campo y es promovido a través de políticas y alianzas estratégicas. Visualizamos una América del Norte donde la naturaleza es indivisa y donde las personas coexisten en armonía con nuestras plantas y animales nativos.

Tell us what you think! Note: All comments are moderated before appearing here.